Pie diabético

Nos comprometemos con los pacientes que tienen una de las patologías más difíciles de tratar.

Analizamos y determinamos individualmente cada caso ya que estos pies son de riesgo siempre.

Tratamos este tipo de patologías con urgencia, en un plazo menor de 24 horas

¿Qué es el pie diabético?

Esta úlcera o infección afecta al pie de pacientes con diabetes que no están siendo tratados por ello o que lo están siendo pero no de una forma correcta, ya que si el tratamiento fuera correcto no se daría el caso del pie diabético.

Esta patología consiste en una destrucción de los tejidos internos que tenemos en los pies, puede ser causado por motivos neurológicos o vasculares. Existen diferentes grados de lesión en lo que a los pies diabéticos se refiere y en algunos casos puede llegar incluso a niveles extremos que puedan provocar la amputación por gangrena de la extremidad.

Por ello, el paciente que sufre esta enfermedad debe tratarse y cuida mucho su alimentación, su higiene y su forma de vida en general e ir a un especialista a que le ayude en ciertos aspectos de su vida que si no cuida pueda provocar daños irreparables.

En la clínica Juber contamos con los mejores especialistas en tratamientos del pie diabético. Analizamos y tratamos esta patología con sumo cuidado y tratamos de prevenir y curar daños mayores en la forma en la que el paciente lo requiera.

Síntomas del pie diabético

  • Si padeces diabetes y encima notas el pie dormido a menudo, con un constante hormigueo o incluso te dan calambres es debido a que comienzas a padecer este tipo de enfermedad y debes cuidar tus pies tanto como tu salud en general, para que no se agrave la situación del pie diabético.
  • Otro de los síntomas, es que comienzas a no tener sensibilidad en estas zonas del cuerpo. No siente ni calor, ni frio, ni ningún tipo de dolor. No sientes nada cuando padeces la enfermedad del pie diabético y, por tanto, se te puede infectar o puede causarte heridas que no te duelan pero que te generen males mayores pudiendo llegar a la amputación de estas extremidad de tu cuerpo.
  • Debido a la diabetes y a un mal cuidado de los pies, pueden comenzar a salirte llagas o ulceras, también llamadas como ulceras diabéticas. El dolor no existe, pero esto comienza a ser un problema bastante más grave en esta enfermedad. No hay dolor, pero puede q salga pus, olor,  te sientes febril y comienzas a tener escalofríos. Las heridas tardan varias semanas en sanar y todo esto es porque no has puesto remedio antes.

Juber te recomienda que acudas a nuestros especialistas si comienzas a notar alguno de estos síntomas. Trata de no llegar al extremo, las curas en estos momentos no son imposibles, pero pueden resultarte pesadas e incomodas. Tu vida diaria no será la misma que si comienzas a tratar esta enfermedad desde el primer momento o incluso antes de que nada de esto te ocurra.

Complicaciones del pie diabético

Existen varios motivos por los que esta enfermedad se puede complicar, y es que los pacientes que tienen diabetes deben cuidar  mucho los hábitos diarios.

Las complicaciones que se pueden dar cuando existe un pie diabético son las siguientes:

  • Complicaciones neuropáticas: Estas son debidas al daño que provoca la diabetes en el sistema nervioso de los que la sufren. Esto que afecta a los nervios, hace que la sensibilidad térmica y la del dolor en los pies se pierda y que los músculos de estos se atrofien haciendo que esto también afecte a los huesos.
  • Complicaciones vasculares: Debido a la diabetes puede producirse isquemia, esto es la disminución del riego sanguíneo y del oxigeno y nutrientes en sangre, y es por ello que pueden surgir complicaciones cuando existe un pie diabético. Si surgiesen heridas, tardan más en cicatrizar, y las curas serías constantes y determinantes.
  • Complicaciones de las úlceras: Estas complicaciones exigen el cuidado de podólogos y médicos especialistas.

Tratamiento de pie diabético

Existen varios grados de lesiones en el pie diabético y según estos se hará un tratamiento u otro. Por ello clasificarlos para saber a qué atenerse es importante:

Grado de riesgo

Frecuencia de revisión

Riego bajo

Cada año

Riesgo medio

Entre los 3 y los 6 meses

Riesgo alto

Entre los 1 y los 3 meses

Pie con ulcera

Tratamiento individualizado

Recomendaciones para cuidar un pie diabético

  • Dieta sana y equilibrada.
  • Cuidado del pie diario y continuo, una limpieza cuidadosa y posterior secado.
  • Eliminación del tabaquismo.
  • Control de la glucemia.
  • Uso de calzado especifico.

Si deseas ampliar la información acerca del pie diabético, pincha aquí.