Juanetes

Es una deformidad de la articulación que afecta al primer dedo, al metatarsiano de este, a sus dos sesamoideos y a la articulación que hace que se unan. Suele ser causado por un desplazamiento del hueso o de un tejido del dedo gordo.

¿Qué son los juanetes?

El Hallux Valgus, o bien lo que comúnmente conocemos como juanete, es una deformidad que encontramos normalmente en la parte interior de los pies, pudiéndose dar también en la parte exterior de este llamado juanete de sastre.

Estos llamados juanetes que se producen en la parte interna de los pies, se crean por la desviación del metatarsiano primero y provocan una desviación de los huesos hacia fuera y del dedo hacia dentro del eje del cuerpo. En ocasiones el dedo se superpone o molesta al segundo pudiendo crear otro tipo de anomalías o problemas mayores en los pies.

En esta desviación entran el primer ortejo, el metatarso, dos huesos de menos tamaño llamados sesamoideos y la articulación que junta todo ello llamada metatarso-falángica o medial.

¿A qué edad se tienen juanetes?

No hace falta ser adulto para tener juanetes y que te tengan que realizar una operación de juanetes. En ocasiones, puede darse en jóvenes debido a la genética. Los juanetes no se heredan, pero sí la morfología del pie y con ello la forma de caminar. Entonces es cuando la mala movilidad del progenitor la adquiere el hijo y se crea el juanete.

Existen dos tipos de Hallux Valgus:

  • Juvenil: puede causar problemas a la hora de calzarse. Este es poco frecuente ya que la aparición de estos no se da hasta los 30 o 40 años.
  • De adulto: dolor e inflamación son de las consecuencias más típicas de este juanete. Se puede dar por varias causas y dependiendo del grado pueden llegar a generar otro tipo de problemas en quien los padece.

Síntomas de los juanetes

Si sientes inflamación en la parte interna del pie junto al dedo gordo, fuerte dolor por fricción o presión causado por el calzado, enrojecimiento en la articulación medial, poca o nula movilidad del primer dedo y además se te ha infectado esta parte del pie, es probable que lo que estés sufriendo sea un juanete.

Pero es más, también está bien saber que existen varios grados en el ángulo metatarso-falángico por el que puedes saber si lo que padeces es un juanete o no, y si este es a tratar o no:

  • Hasta 15º: no existe juanete.
  • Entre 20 y 30º: la desviación es leve y se pueda prevenir.
  • Entre 30 y 40º: la desviación es moderada y necesites una operación de juanetes.
  • Superior a 40º: la desviación es grave y te deben realizar una operación de juanetes.

Causas de los juanetes

Existen varios factores por los que se pueden tener juanetes y se debe realizar una operación de juanetes:

  • El equilibro del peso sobre las articulaciones y los tendones sufren un cambio, y por tanto, una alteración en la forma de locomoción durante un largo periodo de tiempo. Esto puede causar inestabilidad y por consiguiente que comiencen a crearse estos bultos dolorosos llamados juanetes.
  • La genética juega un papel fundamental en la morfología de los pies de los hijos, y si un padre o una madre tiene una mala movilidad en los pies que les ha causado un juanete, es probable que el hijo tenga los mismos problemas con el paso de los años. Al principio será un bulto de leve relevancia, pero si no es tratado a tiempo puede agravarse y tener consecuencias que acarren graves problemas.
  • Como en la mayoría de casos, en cuanto a pies nos referimos, el uso de un cazado inadecuado puede crearnos patologías como esta. Los zapatos prietos, acabados en punta o con elevado tacón son los que con mayor probabilidad crean estos bunios.

Tratamiento de los juanetes

Existen dos formas de tratar los juanetes. Estos tratamientos pueden ser: preventivos o  quirúrgicos.

En el primer caso, los métodos de tratar esta patología serían externos, mediante plantillas u órtesis de silicona, por ejemplo. Esto se hace con el fin de prevenir la operación de juanetes y otros problemas que puedan causar estos.

Si, a pesar del tratamiento preventivo, estos saliesen, la última opción sería la operación de juanetes.

En la Clínica Juber disponemos de un quirófano homologado propio en el que realizaremos las operaciones de juanetes.