Durezas en los pies

Son gruesas capas de piel, que a diferencia de los callos, las encontramos en las plantas de los pies y los talones. Estas células muertas de color amarillento que aparecen son de poca profundidad, pero pueden llegar a ser muy dolorosas si no se tratan.

La edad, una mala postura, el sobrepeso, un calzado inadecuado, el sudor, etc. son las causas de estos trastornos en los pies.

¿Qué son las durezas en los pies?

Las durezas en los pies o hiperqueratosis son pequeñas lesiones benignas que pueden aparecer tanto en los pies como en las manos, codos o rodillas. Esto se debe a la acumulación de excesiva queratina en las capas más superficiales de la piel y es el resultado de la fricción que se ejerce en nuestros pies.

Debemos diferenciar entre:

  • Hiperqueratosis en la planta: este es el resultado de una sobrecarga de forma continua en uno de los puntos de la planta del pie. Puede ser:
    -          Puntual: puede crearse debido a  un metatarsiano largo con la consecución de un dedo en garra.
    -          Generalizada: esta patología está asociada a un pie cabo.
  • Hiperqueratosis en el talón: es, normalmente, provocado por un hiperapoyo del talón, por defectos en la alineación de los pies, por un pie cavo o por un pie varo. También lo provoca una mala hidratación de la zona llegando a producir dolorosas y profundas grietas que llegan a ser muy complicadas de curar.

Síntomas de las durezas de los pies

Como cualquier otra patología podal, el dolor de pies es uno de los primeros síntomas que aparece al tener durezas en los pies. En esta ocasión el dolor estará ubicado en la almohadilla del pie o en la parte trasera de este causando una sensación de hormigueo, calor, ardor o picor excesivos y cierta cojera a la hora de caminar.

Si estas en la primera fase, la eliminación de durezas será más fácil e indolora. Si dejas que pase el tiempo, puede agrietarse y provocar peores consecuencias, con mayores dificultades de curación.

Diferencias con los callos

Tanto los callos como las durezas pueden parecer la misma patología que se crea debido al roce o la presión de los agentes externos o a la propia morfología del pie, pero existen diversas formas de distinguir uno de otro a simple vista:

  • La dureza en los pies es más grande que el callo.
  • El callo es un engrosamiento en la epidermis de la piel y la dureza es un cumulo de queratina.
  • El callo tiene bordes y es delimitado y la dureza no lo es.
  • El callo en el pie sigue su curso hacia el interior de la piel en busca del hueso y la dureza, por el contrario, es más superficial.
  • La localización de uno y de otro, normalmente tiende a ser distinta. Encontramos el callo en la parte superior del pie o entre los dedos y la dureza suele estar ubicada en la parte inferior, planta del pie, o talones.

Causas de las durezas de los pies

Existen varias causas por las que aparecen las durezas en los pies, y por las que acudir a tu clínica puede ahorrarte malestar y sufrimiento. Las durezas pueden deberse a:

  • La fricción ejercida sobre la piel.
  • El sobrepeso.
  • La hinchazón de los pies.
  • Un calzado inadecuado.
  • Un habito incorrecto en la forma de caminar o una mala postura corporal.
  • La edad.
  • Las sudoraciones.

CÓMO ELIMINAR DUREZAS EN LOS PIES

La eliminación de durezas tiene que ver con la magnitud de estas,  depende de la dureza y la ubicación. En la Clínica Juber, en cada caso utilizamos diversas técnicas como pueden ser las plantillas u otras técnicas que se basan en tratamientos tópicos.